Estudios para Equipar al Discípulo de Cristo

En Mateo 28:19-20 Jesús nos llamó hacer discípulos. 18 Jesús se acercó entonces a ellos y les dijo:

—Se me ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra. 19 Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, 20 enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes. Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo.

Jesús “les dijo” a sus discípulos… vayan y hagan discípulos. Es un mandamiento para todos los discípulos de todas las edades, hasta que Él regrese. Pero pocos obedecen las palabras de Él que tiene toda autoridad hoy en día ni enseñan a otros a obedecer todo lo que Jesús nos ha mandado.

No nos faltan estudios del evangelismo. Hay miles de tales estudios. No nos falta escuchar sermones. Pero en 2000 años, la tarea de evangelización mundial que Jesús nos dio no ha sido cumplida. Peor, muchos que se llaman cristianos viven como viven los no creyentes. Obviamente algo no anda bien.

¿Por qué?

Este estudio del discipulado se basa en la enseñanza de Jesús. En Juan 15 Jesús explicó qué es un discípulo. El discípulo existe para producir obras de Dios igual como una rama de la vid existe para producir uvas, pero es imposible que el discípulo haga las obras que Dios busca. Son obras de Dios. Dios prepara al discípulo a producir muchas obras a Su manera. El discípulo es obediente a Cristo (permanece en Cristo) y vive y actúa en él. El discípulo pide a Dios por lo que Dios quiere. Dios actualmente hace las obras.

Dios hace discípulos a las personas que trabajan en esta manera. Ellos hacen lo que Dios quiere; Su palabra vive en ellos; y piden lo que Dios quiere. (Mira la lección abajo ¿Qué es un Discípulo de Cristo?)

Entonces debemos enseñar las palabras de Cristo que se encuentran en la Biblia y obedecer lo que Cristo nos ha mandado. Algunos “cristianos” son así solo de nombre. Nunca entendieron el evangelio ni qué es la vida eterna. Empezamos aquí recordándoles que: 1) Dios es totalmente (100%) responsable por la salvación de nosotros, los seres humanos. 2) Ninguna obra humana salva (Ef 2:8-10).  3) Y que somos creados en Jesucristo para producir buenas obras (el fruto).

Al estudiar las palabras de Cristo el discípulo empieza a conocer a Dios y a Cristo. Pide conforme a lo que Dios quiere y Dios contesta sus peticiones produciendo las obras (fruto). El Espíritu Santo lo guía y lo ayuda. Así el discípulo trabaja con Dios en el mundo.

Hay aquí un discipulado basado en estas palabras de Cristo en Juan 15.
Estudios para Equipar al Discípulo de Cristo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s