Descubriendo el Propósito de la Iglesia

Dios “quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad.” (1Tim. 2:3-4) La iglesia es Su instrumento elegido para llevar el evangelio a cada hombre, mujer y niño en el mundo. Este estudio para los ancianos, diáconos y líderes de una iglesia local es de ayuda para descubrir el propósito para su iglesia local.

El propósito principal de estos recursos es el de permitirles a los líderes de la iglesia local movilizar al pueblo de Dios, para saturar con el evangelio de Cristo el área para el cual la iglesia local tiene responsabilidad espiritual. El resultado de este viaje es que cada hombre, mujer y niño en la localidad repetidamente reciba el evangelio en una forma culturalmente asequible.

El estudio puede ser usado por iglesias existentes y en el contexto de plantar iglesias nuevas:

  • Para las iglesias existentes, el viaje casi ciertamente necesitará una transición principal de un paradigma establecido y el modus operandi hacia un nuevo método de ser y obrar.
  • Para congregaciones nuevas, es vital establecer un destino y una dirección desde el comienzo, para impedir una retirada rápida hacia la rutina sin sentido y la irrelevancia que es similar a la de muchas iglesias ya establecidas.

El estudio:

  • No enfoca la atención en formas, estilos, estructuras, métodos y programas. Estos están condicionados por tiempo y cultura y no son, por consiguiente, universalmente aplicables.
  • Se ocupa de principios fundamentales, que dan forma a sueños, metas y expectativas.  Teniendo estas fundaciones sólidas, métodos flexibles pueden ser utilizados para cumplir con el propósito de Dios para la iglesia en cada tiempo y lugar particular.

El resultado del viaje puede estar descrito y resumido en los siguientes términos: 

El poder de la iglesia es el Espíritu Santo trabajando dentro y a través de todo el pueblo de Dios por el ministerio de personas llamadas como líderes, quienes Cristo ha dado a su pueblo. 

Estos líderes, cumpliendo cooperativamente y coordinando las funciones apostólicas, proféticas, evangelistas, y de enseñanza pastoral, guían al pueblo de Dios hacia:

  •       Mayor intimidad con Dios el Padre
  •       El compartir diariamente de sus historias de gracia
  •       La identificación, el entrenamiento y la liberación de sus dones espirituales

El resultado es la entrega del mensaje de reconciliación para cada mujer, hombre, y niño en el círculo de responsabilidad de la iglesia, en un límite de tiempo decretado por Dios.

Cada Hombre Mujer y Niño

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s